Filosofía y objetivos

FILOSOFÍA

El Instituto Superior Pedagógico Público Chimbote concibe la tarea de la educación como aquello en la que se forjan Hombres comprometidos en la tarea de transformación histórica de la sociedad haciéndola más justa y solidaria”.

Educación, Tarea de Humanización: La educación es humanizadora cuando está dirigida al hombre y lo considera como persona con intereses, inquietudes, necesidades y problemas, a partir de ellos, brinde experiencias necesarias para que este se constituya en el protagonista y agente principal de su educación.

Educación, Vocación de Servicio y Solidaridad: Sabemos que el educador cumple una tarea difícil, que muchos de ellos se comprometa con el que hacer educativo, que existe madurez y continua evaluación, es el fondo de una tarea que requiere vocación, es decir ser educador porque uno lo desea de verdad porque tiene aptitudes y actitudes para ello, porque siente que ese es su campo.

Educación, Proceso de Continuo Cambio:El mundo en el que vivimos va cambiando y la educación no puede estar ajeno a ello; pero no sólo debe estar al servicio del cambio que la sociedad le presenta, sino que debe ser la educación quien promueva el cambio, la que forje hombres nuevos para una sociedad más justa y solidaria. Este cambio se debe dar de manera personal objetiva, alternativa trascendente e integrador.

OBJETIVOS

Durante y al término de la formación profesional, el alumno logrará las capacidades y actitudes siguientes:

  • Incrementar y cultivar su cultura general, científico humanista, desarrollándose equilibradamente su autorrealización personal y social.
  • Desarrollar una actitud crítica y creadora; identificándose con las aspiraciones de su comunidad, actuando como agente de cambio social, para lograr una sociedad justa, libre y solidaria.
  • Cultivar el ejercicio de la disciplina mental, las habilidades y estrategias de aprendizaje permanente, así como actitudes en la búsqueda de la verdad para garantizar la educación permanente y el desarrollo profesional docente.
  • Aplicar la mitología de la investigación científica, en la percepción, tratamiento y solución de los problemas de la realidad natural, social y cultural.
  • Captar, valorar y participar de las expresiones de la cultura regional, nacional y universal, especialmente de la del país como medio de autoafirmación de nuestra identidad cultural.
  • Integrarse y trabajar en equipo, afirmando el derecho a la diversidad de los demás y el cumplimiento de sus obligaciones, como elementos fundamentales de la ética y como medio para el estudio disciplinario e interdisciplinario de la realidad local, regional y nacional.
  • Desarrollar una formación ideológica, científica, tecnológica y pedagógica en términos de conocimientos, habilidades, destrezas, desde una perspectiva valorativa, para desempeñar su profesión como docente en medio de un mundo cambiante con acierto y eficacia.